Profesor COMPRÓ una CUNA para su OFICINA ➡ AQUI LA HISTORIA

Un profesor compró una cuna para su oficina. Con el fin de que una de sus estudiantes pudiera terminar los trabajos pendientes y llevar a su hija pequeña al mismo tiempo. Así ella no faltaría a clases para terminar sus trabajos de postgrado.

Profesor COMPRÓ una CUNA para su OFICINA
Un gesto que ha llegado a los corazones del mundo.

Una alumna de posgrado en la carrera de biología tuvo una niña a lo largo de la pandemia. Por lo que el retorno a sus estudios estaba en peligro al no tener donde dejarla. Karen Cunningham, alumno del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) no contaba con recursos para costear a una niñera.

Empero además su marido debía laborar, de esta forma que su realidad como mamá primeriza no era la mejor para avanzar con sus estudios. Empero su instructor Troy Littleton tomó la decisión de ayudarla para que no abandonara su carrera.

Consciente de lo cual ocurría y de lo fundamental que es para la adolescente mamá consumar con sus compromisos académicos, había inventado una solución revolucionaria en la organización y su gesto se ha vuelto viral.

El profesor en cuestión, organizó su oficina del MIT y creó un espacio para colocar una cuna que posteriormente compró, con la finalidad de que su estudiante no faltase más a clase y pudiera llevar a su hija de 9 meses mientras continuaba con sus labores del trabajo de grado.

“Hice una compra muy necesaria para el laboratorio, un equipo qué hacia falta; para que mi estudiante a punto de graduarse pueda llevar a su hija pequeña de 9 meses. Así ella podrá terminar sus trabajos y yo podré jugar con su pequeña. ¡Un ganar-ganar!", escribió el profesor a través de su cuenta de Twitter.

La imagen de la cuna en la universidad generó bastante más de 110 mil “me gusta” en la contabilización del profesor, que ahora se ha vuelto conocido por el gesto que tuvo con la alumno.

En entrevista con el Washington Post, Littleton manifestó que comúnmente muchas féminas se ven obligadas a renunciar a la ciencia una vez que son madres y por esto pensó que podía hacer algo para que su alumna pudiera avanzar sus trabajos de averiguación de cuarto grado sin distanciarse de su hija pequeña.

El gesto increíble del profesor comprando una cuna, deja mucho que pensar sobre si la educación es únicamente severidad y presión. A veces, entender y acompañar a un estudiante durante su proceso dicta mucho más sobre su futuro profesional.

VISITA CHEATING DEAN PARA MÁS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad